Preguntas frecuentes sobre niños

"Formas que tienen los niños de llamar la atención"

No diferimos mucho los adultos de los niños a la hora de llamar la atención, salvo que muchas veces el niño no lleva a cabo una conducta de una manera intencionada, sino que actua por refuerzos, si reforzamos conductas inapropiadas prestándole atención, sabe que con eso conseguirá nuestra atención. Si reforzamos conductas apropiadas prestándole atención esta se repetirá. Que significa todo eso, que a veces estamos más pendientes de corregir todo lo que está mal y muy poco pendientes de alabar lo que el niño hace bien. ¿Cuántas veces le hemos dicho al niño, cuando está tranquilo, que nos gusta lo que hace?. En general le prestamos atención para corregirle cuando se porta mal. El aprende pues a llamar nuestra atención portándose mal.

¿Cómo consigo que mi hijo coma de todo?

Habría que preguntarse si nosotros, los padres, comemos de todo. Los niños hacen muchas cosas por imitación, si nosotros retringimos ciertos alimentos ellos hacen lo mismo.

Hay una serie de reglas básicas para introducir nuevos alimentos en la dieta de los niños:

  • Conviene introducir el nuevo alimento (espinacas, pescado, etc.) cuando el niño tiene mucho hambre.
  • Es más fácil que lo consuma si lo ha cocinado él (ayudado a cocinar).
  • No poner una gran cantidad, poquito para que lo pruebe y repetir con cierta periodicidad, hasta que el alimento sea habitual para el niño.
  • Aplicar la intención paradójica (no puedes comer esto que es de mayores..., tu no, esto es para mí..., los niños no pueden comer estas cosas... etc.)
  • Preparar el plato con el alimento de forma vistosa, se pueden hacer muchas cosas atractivas con un poco de imaginación.
  • Es aconsejable que la comida no sea una lucha de poder. Lo necesario, muchas veces, para que coma algo es que tenga hambre.
  • Guardar la comida para la siguiente, o la siguiente (desayuno, comida, cena) no es muy recomendable, acabará odiando las lentejas.
  • No cambiar la comida cuando rechaza otra. "Te hago otra cena..."
  • Por último, si el pediatra no nos ha dicho que nuestro hijo padece desnutrición, no nos preocupemos por si no le apetece comer o come menos que otras veces. Ya comerá cuando tenga hambre. Que se salte alguna vez una comida no tiene mucha importancia.

¿A qué hora debe acostarse un niño?

A veces es una pregunta que me hacen los padres, otras la suelo hacer yo. Un niño debe estar en la cama a una hora acorde con su edad. Cuantos menos años más horas de sueño tendría que tener, respetando que independientemente de la edad todos necesitamos unas 8 horas de sueño.

Durante los días de colegio, la hora recomendable para estar en la cama está entre las nueve y las diez de la noche, si el niño es menor de 14 años. Menos horas de sueño supone menor rendimiento escolar, más problemas de irritabilidad (por parte de todos, niños y padres), menos tiempo personal para los padres, etc.

Los argumentos que los niños suelen dar son: quiero ver la serie, o los dibujos animados, o no tengo sueño. Las series empiezan tarde y termiman más tarde todavía, además su contenido no es el ideal para los niños. Los dibujos animados, los tendrían enganchados toda la noche y con respecto al contenido estaríamos en la misma situación. No tengo sueño, no es cierto la mayor parte de las veces y no justifica que se acuesten tarde. Por otra parte, conviene tener en cuenta que todas aquellas actividades que los exciten: juegos de ordenador, consolas, etc. contribuyen a que, efectivamente, les cueste más dormirse.

Concluyendo y como recomendaciones básicas son: acostarse entre las 9 y 10 de la noche. Acotar los contenidos de televisión que pueden ver y procurar que no se exciten antes de irse a dormir.

Mándanos tu Frase

Nombre (requerido)

Email (requerido)

Tu Frase

captcha Por seguridad escribe los caracteres CAPTCHA